Elige en qué realidad vives

Elige en qué realidad vives

La jornada en The Place, el espacio de innovación experimental de The Valley, nos brindó la oportunidad de conocer las tecnologías inmersivas – excelente explicación en este artículo de Juanma Varo https://thevalley.es/blog/8-tecnologias-inmersivas-deberias-conocer/ –  y su aplicación práctica en los negocios a través de 3 ponencias de InMediaStudio, Acciona y Mc Graw Hill, tras las cuales pudimos explorar la tecnología y vivir la experiencia de primera mano.

Por otro lado, fue una invitación a la reflexión sobre el porqué de poner en marcha estas tecnologías haciendo frente al impacto bajísimo que producen algunos proyectos donde no se justifica el gasto que deriva de su aplicación. En esta línea, José Luis Navarro CEO de InMediaStudio intentó trasladar una visión más allá de su conocimiento tecnológico que alude a la perspectiva humanista donde el concepto de “human centricity” adquiere relevancia.

En palabras de José Luis: “La única razón de aplicar tecnología es generar emociones”; “hay que contarle al mundo que lo único que en breve nos va a diferenciar de las máquinas es el conocimiento de uno mismo desde el punto de vista emocional” por ello “necesitamos gente que analice quienes somos y de importancia a la esencia del ser humano”. Aunque lamentablemente no todos los asistentes compartían interés o podían entender la trascendencia de lo que estaba contando, expuso abiertamente su inquietud a la hora de afrontar proyectos de innovación bajo un trasfondo de física cuántica haciendo hincapié en conceptos como sincronía, equilibrio y movimiento, con lo que a mi ya me tuvo ganada desde el inicio.

No puedo estar más de acuerdo con la idea de que hay que hacer ver a las personas que la tecnología no es un enemigo que viene a quitarnos el empleo o que llevar un robot a un evento no sea considerado como un proyecto innovador. Además, no puedo estar más de acuerdo con el mensaje de que las personas deben actualizarse y evolucionar por si mismas estando convencidas que solo la parte emocional nos llevará a generar valor en las vidas y los negocios y, afortunadamente, aquí radica nuestra diferencia respecto al temido “robot”.

Tenemos que ser conscientes de la evolución exponencial de la tecnología y tratar de adaptar nuestro conocimiento y talento a las nuevas tendencias, por lo que no vale asentarse cómodamente en la visión tremendista de que no hay nada que hacer para evitar que algunos de nuestros empleos desaparezcan y empezar a poner en marcha un plan que nos sume al carro de la innovación y nos permita aportar valor de mano de la tecnología convirtiendo este argumento en la oportunidad que puede mejorar nuestra vida personal y profesional.

…Pero entender que tenemos la “capacidad de crear el futuro” es un reto no apto para quienes viven cómodamente anclados al pasado y sin interés hacia el cambio…

Este es justo el tipo de profesional contrario al “maker” que tienen una alta capacidad para crear e imaginar y que es el perfil que buscamos integrar en los proyectos con tecnologías inmersivas que suponen una nueva puerta para visualizar el mundo de manera diferente. Pasar del mundo físico al mundo digital a través de IoT, 3D, ciencia de datos o “mixed reality” se traduce en negocio y justifica la inversión en el desarrollo y aplicación de la tecnología.

Por ello no hay que cegarse por la tecnología si no apoya un beneficio claramente para el ser humano y hay que tratar de poner en conjunto la perspectiva tecnológica y humanista para que cualquier persona vea una posibilidad real de reciclarse y asuma sin miedos la llegada de una nueva realidad o de una manera diferente de estar en el mundo.

#Techieforlife by Sara

Imágenes en The Place explorando tecnologías inmersivas 10/07/18

Estrategias de talento en Start-up

B2Talent: Re diseñamos imagen y modelo de negocio

En coherencia con uno de nuestros valores principales «permanecer a la vanguardia del empleo y el talento» hemos adaptado una nueva imagen de marca y un modelo de negocio para ofrecer soluciones en la gestión del talento para startups y negocios en transformación.

B2Talent nace como una alternativa a la consultoría de recursos humanos que resulta demasiado rígida para algunos clientes, muchos de ellos, dando ese paso de startup a empresa con la necesidad de incorporar talento a su equipo y dotarles de una cultura interna. Por ello, hemos puesto el foco en comprender y en adaptar nuestra metodología a la de los nuevos actores de la actual economía, tratando de ofrecer un modelo diferente, más ad hoc, flexible y ágil.

Qué somos y qué hacemos

Somos un Partner de talento que colabora con empresas y profesionales para ayudarles a detectar su talento y darle visibilidad en el mercado del empleo, diseñando estrategias y proyectos que combinan branding, marketing, comunicación, innovación, tecnología y gestión de personas.

Nuestros proyectos abarcan desde el reclutamiento, al diseño y activación de su cultura corporativa para que los negocios sean competitivos a la hora de atraer, desarrollar y retener profesionales.

Cualquier compañía diseñada para triunfar en el siglo XX está abocada al fracaso en el siglo XXI.  David S. Rose.

Misión, Visión

En B2Talent creemos que el éxito de los negocios se debe a equipos y profesionales felices que trabajan con pasión y evolucionan con sus empleos, por ello, estamos convencidos que es posible cambiar el mundo si cambiamos las formas en las cuales nos relacionamos en el empleo. Conectando el mundo empresarial con el ecosistema emprendedor, apoyamos el cambio y la transformación social para que nuestro sistema laboral «evolucione, colabore, sea fuerte y, en definitiva, sea uno»​.

A continuación parte de nuestra presentación corporativa oficial, donde está la esencia de nuestra diferencia respecto al mercado de la consultoría de RR.HH y nuestra propuesta de valor.

Presentación oficial_B2Talent

«For business in search of something different»

 

 

 

 

 

Team centricity. El equipo como el alma del negocio

Team centricity. El equipo como el alma del negocio

El equipo es un valor fundamental para el éxito de una start-up y estar dispuesto a ir más allá de lo que sabemos que en otras empresas funciona, es un reto para los responsables del Talento y la Cultura en estos nuevos negocios.

Entender la importancia de situar al cliente en el centro de la estrategia del negocio, ha evolucionado hacia un concepto centrado en el empleado a través del cual muchos clientes perciben mayor excelencia en su partnership, ya que cuando una empresa es capaz de priorizar y dar importancia a las necesidades y motivaciones de sus colaboradores, esto se refleja en la satisfacción y la valoración de sus clientes.

En una start-up la estrategia de employee centricity “viene de serie” para ser competitiva desde el mismo planteamiento de la oferta de trabajo, motivo por el cual no aporta un valor diferencial en la percepción del cliente.

Sin embargo, si el mismo principio lo aplicamos en el equipo, esto es, si consideramos “al equipo como corazón del negocio” no solo mejora la relación y percepción de los clientes, sino que es una ventaja respecto a los competidores y es una máxima para diseñar equipos de alto rendimiento, capaces de transformar las organizaciones en exponenciales.

Y es que por muy disruptivas e innovadoras que sean las ideas que originaron los negocios de mayor éxito y rentabilidad, la supervivencia y el liderato de estas empresas se debe al compromiso con el propósito que cada una de las personas asume de forma individual al incorporarse al negocio, el cual se mantiene y afianza en la medida en la que el equipo es capaz de sustentarlo y arraigarlo construyendo una cultura única en la empresa.

La evolución de las políticas de gestión de personas en modelos de negocio de startups, deben poner en valor al equipo por encima de sus individualidades, tanto para ganar a su competencia, como para “ganarse” a sus clientes.