¿Por qué están de moda los Hackathon?

Hackathon, también conocidos como hack day, hackfest o codefest son maratones de talento tecnológico que nacieron como reuniones de programadores para diseñar soluciones de software.

En la actualidad este tipo de eventos / reuniones ya no son exclusivos de programadores y se extienden a otras temáticas de la tecnología y cada vez son más numerosos en torno a otras disciplinas planteando retos para perfiles y sectores muy diferentes.

El primer hackathon tiene lugar por los años 90 pero en España todavía se consideran propuestas novedosas que irán en aumento a medida que los retos de la tecnología propongan nuevos desafíos, pero también, a medida que la brecha de talento sea más acusada en el panorama laboral.

Esto es así, porque son una fuente de ideas para los departamentos de tecnología así como una excelente formación técnica para el talento, pero también, son una fuente de reclutamiento de perfiles tecnológicos que no están activos en redes profesionales o de empleo tradicionales y, por lo tanto, en el foco sobre el cual se están centrando muchas de las estrategias de employer branding.

Sin embargo, como ocurre con otras propuestas de innovación, corren el peligro de ponerse de moda y desvirtuarse en cuanto a sus objetivos sociales y solidarios de colaboración y aprendizaje. Y en este sentido, las empresas y organizaciones responsables, deben asumir estándares de calidad en relación a la temática, la organización y los retos, teniendo en el centro de sus propuestas a los participantes y no a los patrocinios.

Y si el planteamiento del reto, la difusión, el premio o el entorno donde se realizarán son importantes y han de cumplir expectativas de los asistentes, aún lo serán más, los facilitadores que apoyarán y darán feedback a los equipos, los cuales deben ser, tanto a nivel técnico como pedagógico, mentores de excelencia.

Por lo tanto, si estás pensando organizar un hackathon asume con responsabilidad la inversión (económica, de recursos, materiales, herramientas, etc) y antepón a tus objetivos, los objetivos del participante, porque en ellos podrían estar las ideas que cambiarán el mundo.