Conocí a Luis Zalaya (https://www.linkedin.com/in/luiszalaya/) cuando él y su equipo del máster me citaron para intercambiar ideas sobre emprendimiento. Tanto él como sus compañeros desprendían inquietud, motivación, valentía e innovación, sin embargo Luis escuchaba y te comunicaba las mil emociones que seguro le estaban recorriendo el cuerpo, tan solo con su mirada, me resultó especial, quizá familiar o pude sentirme reflejada y, por eso nada más terminar el encuentro conecté con él en LinkedIn y desde entonces no hemos dejado de mantener contacto y contarnos qué tal va esto del emprendimiento en un sector tan exigente como es este sector nuestro de “gestionar personas”.

Luis es licenciado en Ciencias del trabajo, con la especialidad de Recursos Humanos y ha dedicado su carrera profesional a conocer el sector desde diferentes experiencias, la última de ellas, centrada en la innovación y los procesos de design thinking para entender la cultura y procesos de trabajo de la organización y conocer el impacto que tienen en la experiencia que vive el empleado”.

Hoy Luis tiene su propio proyecto, creatingworkplaces.com, y le he pedido que nos cuente un poco más acerca de cómo mantenerse apasionado día a día.

Hola Luis: ¿es un reto tan gratificante como nos cuentan dedicarse profesionalmente a tus pasiones? 

Vivimos en el mundo digital… todo se comunica de manera vertiginosa en un bombardeo de información que cuesta procesar. Se suele comunicar el éxito profesional en LinkedIn, la felicidad y vida plena en Instagram y Facebook. A menudo para obtener aceptación “social” tenemos que cumplir los estándares de la mayoría…ser el que más viaja, el que más amigos tiene y el más profesional.

Pero… ¿realmente se comunica todo? Para alcanzar el pico de la montaña hay que atravesar laderas sinuosas que requieren mucho esfuerzo a cambio de muy poco. Pero habitualmente… lo que llega rápido…rápido se va.

En concreto, ¿en que se centra la actividad de creatingworkplaces?

Mi pasión es trabajar para las personas y mi negocio crear espacios y estructuras de trabajo donde los profesionales puedan desarrollarse y hacer la obra maestra de su vida… al fin y al cabo empleamos un tercio de la vida trabajando… mi propósito es hacer que tenga sentido.

¿Han aportado otras experiencias ideas en el enfoque de este proyecto?

Si, gracias a otras de mis pasiones, el boxeo y a las experiencias que he vivido en el camino hacia mi interior que empecé algo más de un año, he podido extraer aprendizajes que me han sido útiles para superar barreras con las que lucho día a día y para vivir una vida plena en la que poder unir mi pasión y mi vocación.

¿Te parece hacer un “check list” de esos aprendizajes?

  • Aprender a decir que no: Es difícil, a veces. Esfuerzo realizado, sentir que has fracasado, dependencia emocional o no sentirte aceptado socialmente. Si no crees en ello y no te hace sentir bien… Di que NO. Cuando un camino se cierra, otros se abren.

 

  • El desarrollo personal está al otro lado del miedo: El miedo es una reacción para sobrevivir, desde el principio de los tiempos, lo necesitamos. Pero ya no tenemos leones que ataquen nuestra cueva. Escúchate y acepta el miedo para salir de él, hay que ser valiente, pero lo eres. Cada vez que estés haciendo una tarea nueva o en un lugar extraño con gente extraña, lo tendrás… reconoce la sensación y sigue adelante.

 

  • Acéptate para conocerte a ti mismo. El sentimiento de culpa hace flaco favor a nuestro desarrollo personal, merma nuestra confianza y hace que nuestra llama se apague. Siempre se podía haber hecho mejor. Sí, me equivoqué… ¿y qué?. A la vida hemos venido a equivocarnos, gracias a eso aprendemos y nos desarrollamos.

 

  • No eres más que nadie… pero tampoco menos: El primer paso de la sabiduría es la humildad de aceptar la ignorancia. Pero eso no significa que seáis menos que nadie, recordad que todo el mundo dice lo bueno que son, pero eso no significa que seáis peores que nadie. Todos tenemos TALENTO.

 

  • Creer para crecer. Ahora, ahora y ahora: Cuanto más crees en ti, más confianza irás ganando y eso hará que vayas dibujando la vida que deseas, pero no te olvides, permanece en el AHORA y HAZ. Importa este instante, deja atrás lo que pasó (nunca lo podrás cambiar) y lo que vendrá (en muchos casos no dependerá de ti y lo que dependa vendrá marcando por tus acciones del presente).

 

La misma mirada de ilusión y energía con la que le conocí se mantiene viva en sus ojos, quizá sea una cuestión de felicidad o quizá hay personas, como Luis, capaces de transmitir ese entusiasmo y dedicación con lo que hacen, con lo que dicen y con lo que viven. Estoy segura que tendrá éxito en su proyecto, “el de vida y el de negocio”.

“El guerrero no busca hacer lo que ama, busca amar lo que hace”

by Luis Zalaya creatingworkplaces.com